El Saber de ALLAH




Esta es una de las ayat (versículos) del Quran que invitan a uno a pensar y contemplar  e inundan su ser con un sentimiento incontenible de admiración hacia Allah (swt). Esta ayah nos planta cara y nos retrata la insignificancia abrumadora de nuestro muy finito saber humano. El ser humano está más cerca de la ignorancia que del saber, una realidad que la mayoría evade refugiándose en la arrogancia y la soberbia. 

Entre los nombres de Allah (swt) está el nombre de "Al-'alím": el Omnisapiente. No obstante, esta traducción no hace justicia al nombre en árabe, ya que solo atribuye a Allah el hecho de englobar todo dentro de su saber. Por lo cual, se le escapa a esta traducción al castellano el hecho de que Allah no solo sea conocedor de todo, sino que también, Él es la fuente de todo saber.

¿Cuanto papel necesitariamos para desgastar tantos cálamos y secar tanta tinta? Billones de toneladas de madera hecha cálamos para escribir, más de siete veces el volumen de los mares y oceanos terrestres convertidos en tinta... ¿Entonces cuantos conocimientos quedarían reflejados en ese papel?

De hecho, esta ayah en ningún momento tiene caracter limitativo, es una parábola que ilustra el saber infinito de Allah. 



El saber de Allah no es comparable al de los humanos, ya que no solo es distinto en términos cuantitativos, sino que lo es también en términos cualitativos.

Doy un ejemplo, y el ejemplo más excelso es el de Allah (SWT):

Cuando uno mira un árbol en un bosque o un huerto, puede saber de qué color es, puede saber a qué especie pertenece dicho árbol, si es un árbol caducifolios (que cambia sus hojas) o un árbol perenne, podría cortar el tronco del árbol y contar los anillos que se van formando en su sección cada año y así saber la edad de dicha planta, etc. No obstante, Allah (SWT) además de saber en exacto
detalle esta información que le llevaría tiempo y esfuerzo adquirir al individuo, también Allah (SWT) sabe información ilimitada que nadie puede proporcionar salvo Él: quien plantó el árbol, cuántas hojas ha tenido cada año, cuántas gotas de agua lo irrigaron a través de su vida, cuántas aves buscaron cobijo en él, cuántas células lo componen, cuando y como dejará de existir, etc.

Asimismo, el saber de Allah es eterno, no tiene principio ni fin, mientra que el saber humano es precedido por la ignorancia y la dependecia, Allah (SWT) dice:

"Y Allah os ha sacado de los vientres de vuestras madres y no sabíais nada --pero os ha dotado de oído y vista, y de mentes, para que esto os mueva a ser agradecidos." [16:78]


Y eventualmente, el saber humano es seguido por la ignorancia y la dependencia:




"Y Allah os ha creado, y en su momento os hará morir; y muchos de vosotros quedan

reducidos en la vejez a un estado de lo más abyecto, en el que dejan de saber lo que una vez tan bien supieron. ¡En verdad, Allah es omnisciente, infinito en Su poder!" [16:70]


SubhanAllah, el Saber de Allah (swt) es inabarcable, Él es quien lo abarca todo y nunca es abarcado. Las cifras y los números más imaginarios se quedan cortos, las palabras se vuelven mudas, la imaginación se queda inoperativa y toda descripción es futil cuando se trata del poder y el saber de Allah (swt), cuya Soberanía sobre los cielos y la tierra es indisputable, incuestionable.

Pedimos a Allah (swt) desde nuestra debilidad y nuestra ignorancia que nos proteja y nos de refugio y fortaleza, que nos enseñe aquello que ignoramos, y que nos beneficie con aquello que sabemos. 

Que la Paz y las bendiciones de Allah (swt) esten con el mejor maestro, su profeta y mensajero, Muhammad (saw), con sus guiados compañeros y su noble familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en nuestro blog, por favor sólo exigimos mantener un lenguaje limpio y civilizado. Te invitamos a que sigas leyendo le contenido de nuestro blog y compartir tu opinión con nosotros.