Sermón de la celebración del sacrificio (Eid Al-adha)

Alabado sea Allah que ha creado los cielos y la tierra y ha hecho las tinieblas y la luz. Sin embargo los que se niegan a creer equiparan a otros con su Señor. (6:1)


Las alabanzas a Allah que ha hecho descender a Su siervo el Libro y no ha puesto en él nada que fuera tortuoso. Sino que es directo para advertir de una gran violencia de Su parte y anunciar a los creyentes, ésos que practican las acciones de rectitud, que tendrán una hermosa recompensa, permaneciendo en ello para siempre.
(18:1-3)


Las alabanzas a Allah que dio comienzo a los cielos y a la tierra e hizo que hubiera ángeles mensajeros, con alas dobles, triples y cuádruples. Él añade a la creación lo que quiere, es cierto que tiene poder sobre todas las cosas.
(35:1)
Testifico que Él es Allah, no hay dios más que Él. El único que no tiene socio alguno. El uno, el único, el singular, el autosuficiente, que ni engendró ni ha sido engendrado y no tiene equivalente alguno. Él es el primero sin que nada viniese antes de Él, el último sin que nada viniese después de Él, el manifiesto al quien se sobrepone, y Él es el más íntimo y nada es más cercano que Él. Alabado y exaltado sea por encima de lo que le asocian.
Y testifico que Muhammad es su siervo y mensajero, su elegido más cercano, que la paz y las bendiciones abundantes de Allah estén con él y con su familia hasta el fin de los tiempos.
Se alzó el profeta (SAW) en el monte de Arafat, el día de Arafat, el día de la peregrinación mayor, el día del peregrinaje de la despedida. Se alzó habiéndole visitando Jibreel (SAW) y dijo "¡O Bilal! ¡Haz que la gente me oiga!" entonces dijo Bilal: "¡O gente! ¡Prestad atención al profeta de Allah (SAW)!" Entonces, todo el mundo se quedó en silencio oyendo las palabras de su amado profeta (SAW).
Dijo el mensajero de Allah:
"Jibril me vino hace poco, y me hizo llegar el saludo de Allah y me dijo: verdaderamente Allah ha perdonado a la gente de Arafat, y a la gente que estaba de pie en el Mishar Al-haram (Una zona de la meca que también recibe el nombre de Muzdalifa). Entonces preguntó Umar (que Allah este complacido con él): ¿es algo exclusivo para nosotros? Dijo el profeta (SAW):"¡Es algo para toda mi Umma (comunidad) hasta el día del juicio final!" Entonces Umar dijo: Que grande es Allah, su bondad es abundante e ilimitada. "


Allahu Akbar, Allahu Akbaru wa la ilaha illa Allah,
(Allah es el más grande, Allah es el más grande y no hay deidad más que Allah)


Allahu Akbaru wa lillahil hamd.
(Allah es el más grande, y todas las alabanzas son suyas.)




Siervos de Allah, a los musulmanes nos ha honrado Allah con el Islam, nos ha glorificado con el Corán y con la venida del su mensajero (SAW) que nos ha trazado un camino y nos ha diseñado un método de vida. Sin duda, aquel que sigue al profeta (SAW) tiene éxito, y aquel que se desvía de su senda pierde y se verá defraudado.
El mensajero de Allah (SAW) dio las buenas nuevas a los creyentes en el monte de Arafat, y presumió de ellos ante los ángeles, y fueron salvados del infierno. Ya que él mismo dijo en un Hadiz (dicho profético):
"No hay día alguno en el cual Allah salve a más gente del infierno que el día de Arafat".


Y ayer fue día de Arafat, en el cual Allah ha cubierto con su perdón a los creyentes rectos y sinceros. 


Y hoy, es el día del sacrificio. El día de la fiesta del sacrificio. Y nos ha llegado que el profeta de Allah (SAW) dijo:
"El día de Arafat, el día del sacrificio y los días de tashriq (Los tres días incluido el día del Eid y los dos días siguientes) son una celebración para nosotros, los musulmanes."
Así es, estamos en días de celebración, en obediencia a Allah y en seguimiento al profeta (SAW). Este es el día de la fiesta del sacrificio, del cual dice el profeta (SAW):
"El mejor día para Allah es el día del sacrificio."
¿Habremos considerado hoy de hecho que estamos en el mejor día del año para Allah, el señor de los universos?
Hoy es un día especial, ya que coinciden dos fiestas, la del sacrificio con el día del viernes, además de ser el último día de los diez primeros días del mes de dhul hijja de las cuales dice el profeta (SAW): 


"No hay días en los cuales las buenas acciones sean más apreciadas por Allah que en los diez primeros días de Dhul hijja."


Son días de obediencia, días de acciones justas, días de ofrendas y de reafirmación nuestro credo monoteísta y absoluto en Allah (SWT). Se le denomina a este día, día del sacrificio, ya que se les ha instruido a los musulmanes sacrificar en él siguiendo las órdenes de Allah que dice en el sagrado Corán: 


"Te hemos dado el Kauzar (un río en el paraíso, literalmente "La Abundancia") ora pues a tu señor y sacrifica."
(108:1-2)


Es decir que de la misma forma que tus oraciones son para Allah, haz que tus sacrificios también sean para Él.


Hermanos en la fe, la época de ignorancia y su gente de incredulidad e idolatría vivieron sacrificando y ofreciendo ofrendas a sus ídolos y a dioses distintos de Allah (SWT). 


No obstante Allah hizo prohibidas tales acciones e hizo que este día fuese para sacrificar exclusivamente para Él (SWT), no quiso que fuésemos de los que adoran las carnes, e idolatran los corderos, sino que con este sacrificio debemos anunciar nuestra servidumbre ante Allah (SWT). 


El profeta (SAW) dice en un Hadiz auténtico: 


"No hay acto más apreciado por Allah durante este día que el sacrificio."


Así pues, si Allah nos ordena rezar, así lo hacemos, si Allah nos ordena ayunar, así lo hacemos, si nos ordenar dar limosna, así lo hacemos y si nos ordena sacrificar por él, así se hará en obediencia a Allah y su mensajero (SAW).


Me extraña mucho el hecho de que mucha gente evita comprar un animal para el sacrificio bajo el pretexto de no necesitar carne, y estar cansados de comerla todos los días. 


La respuesta es que Allah no nos ordenó comprar el animal por su carne o para llenar nuestros estómagos, si no que el acto de adoración en este día es el sacrificio en sí, que tiene objetivos y finalidades más nobles y sublimes. Y si Allah ordena algo a un musulmán o musulmana, entonces no tienen elección alguna el asunto. 


En el Hadiz auténtico, el profeta (SAW) dijo: 


“Verdaderamente la sangre del animal sacrificado cae en un lugar cercano a Allah antes de caer al suelo.”


Dijo Allah (SWT):



"Los camellos y las vacas sacrificiales os las hemos dado sagradas, y en ellas tenéis muchos bienes".
(22:36)




Así es, y quien venere los ritos sagrados de Allah, eso es de la piedad de los corazones.
El objetivo de este rito es reverenciar a Allah, y afirmar su unicidad, nuestra fe y nuestra creencia firme e intachable en Allah (SWT).


No se les ordenó más que adorar a Allah rindiéndole un puro culto con rectitud. Que estableciesen la oración y entregasen la limosna y esa es la religión verdadera. 


Este sacrificio es un rito islámico que tenemos que guardar y proteger, especialmente al estar en un país cuya religión es diferente al islam. ¿Quién sacrificará por nosotros si nosotros abandonamos el sacrificio en esta tierra? ¿Quién llevará a cabo este rito en este país y esta ciudad si nosotros lo abandonamos? 


Dicen los eruditos que es inapropiado que un musulmán no sacrifique siendo capaz de hacerlo. Es una desgracia que decidas no hacerlo, habiéndote dado Allah dinero y después de ordenarte derramar esta sangre por Él y creyendo sinceramente en Él. 


Es un rito que Allah nos ha ordenado, al que tienes que acostumbrarte, acostumbrar a tu familia y especialmente a tus hijos. Temed a Allah con nuestros hijos, quienes si no aprenden esta religión, y si no les enseñamos nuestra religión, os pregunto ¿Quien les enseñará la religión de Allah (SWT)?


Esta religión de entre cuyos ritos está el sacrificio por Allah (SWT). Y cuyo objetivo esencial es la piedad y la conciencia de Allah, dice Allah (SWT):


"A Allah no le llegan sus carnes ni sus sangres, sino la piedad de vuestros corazones".
(22:37)


Allah se alegra al ver a su siervo creyente sacrificar por él, después de que los incrédulos sacrificasen durante siglos a ídolos y falsos dioses. 


Desafortunadamente, hoy también algunos musulmanes caen en algunas faltas, supersticiones y fenómenos de asociación y shirk con Allah (SWT). Se ven muchas bidaa (innovación en cuestiones religiosas) en cuanto al sacrificio: algunos echan sal sobre el animal antes de sacrificarlo, otros dicen que hacen ablución a los animales, y otros hacen otras acciones que no se veían en tiempos del profeta (SAW) y de las cuales el mensajero de Allah (SAW) es inocente. 


El sacrificio está prescrito por el Corán y la sunna, y es una Sunna Mu'akkada (recomendada) sobre los pudientes y la gente capaz de llevarlo a cabo de nuestra comunidad. Mientras que para los pobres Allah no pide a ningún alma más allá aquello que soporta. 


Así que quien no pueda hacerlo, su intención de hacerlo es suficiente. Como hemos dicho, en esta celebración la intención es crucial y se trata de purificar nuestras intenciones ante Allah (SWT). Allah no acepta ninguna acción en la cual el siervo no haya purificado su intención. 


La importancia de la intención es tal que si un siervo de Allah tiene una intención sincera de hacer un acto bondadoso y no consigue llevarlo a cabo, Allah le recompensa por su intención de todas formas, como si hubiese hecho dicho acto.


Tal y como dijo el profeta (SAW): 


"Las accione son juzgadas por sus intenciones".


Y contemplad conmigo este Hadiz Sahih (dicho autentico del profeta (SAW)): 


"Quien pida a Allah el martirio con sinceridad, Allah le hará llegar a las moradas de los mártires aunque muera en su cama."


Eso es porque la intención pura y sincera reemplaza la acción. Así que purifiquemos y sinceremos nuestras intenciones ante Allah. Y sabed que con este sacrificio nos dirigimos a Allah y no queremos más que acercarnos a Allah, así que si tu intención es otra tu sacrificio será una perdida para ti en esta vida y en la otra, y una prueba en contra tuya en el día del juicio. No pretendemos las apariencias, ni presumir, ni orgullo, ni reputación, presunción, ni vanidad sobre nuestros hermanos. No es más que una ofrenda que nos acerca a Allah (SWT). 


"Cualquier bien que prestéis a vosotros mismos, lo encontraréis ante Allah siendo mejor y abundante en recompensa".


Siervos de Allah, pedimos a Allah en este día en el que han coincidido las fiestas y las celebraciones islámicas, el día del viernes y la fiesta del sacrificio, que Allah nos otorgue sinceridad en nuestras intenciones. 


¡O Allah! haz que seamos sinceros y firmes en tu religión, ¡O Allah! haz que seamos sinceros en nuestras palabras, acciones y nuestros estados y condiciones. Buscamos refugio en Ti, ¡O Allah! de la hipocresía, de la vanidad, del orgullo, del amor por la reputación, y del amor por la notoriedad y la fama. ¡O Allah! acepta nuestras oraciones diurnas y nocturnas, nuestras súplicas y nuestros sacrificios. ¡O Allah! haz eterno tu favor del Islam sobre nosotros, y sobre nuestros hijos y familias. 


¡O Allah! adorna a nuestras mujeres con la modestia y el pudor. Y guíales a apegarse a tu religión, y a la sunna de tu profeta (SAW). ¡O Allah! te pedimos arrepentirnos antes de la muerte, un testimonio al morir, y tu gracias y tus jardines después de la muerte. ¡O Allah! socórrenos y protégenos del infierno con tu piedad, y haznos entrar en el paraíso gracias a tu misericordia, y haz que esta celebración se reitere entre nosotros numerosos años y durante largas vidas o señor.


¡O Allah! endereza nuestra religión que es nuestra salvación y nuestra protección, y endereza nuestras vidas mundanas en las cuales tenemos nuestra subsistencia, y endereza nuestra otra vida que nos espera, y haz que la vida sea un incremento de todo bien, y que la muerte sea un descanso de todo mal. 


¡O Allah! Haz victoriosos a nuestros hermanos oprimidos en oriente y occidente, haz victoriosos a nuestros hermanos en Gaza y Palestina, y en la mezquita del Aqsa, ¡O Allah! Purifica y limpia la mezquita del Aqsa de los sionistas impuros y agresores, y libérala de su cautiverio, y haz a su gente victoriosos sobre sus opresores. 


¡O Allah! Haz victoriosos a los musulmanes sobre tus y sus enemigos, ¡O Dios de los mundos¡ Apoya a nuestros hermanos oprimidos en Somalia, en Afganistán y en cualquier lugar de la tierra, en occidente y en oriente. Y haz que seamos hermanos amándonos por tu amor.



¡O Allah! une nuestros corazones, reúnenos de nuestra dispersión, y fortalece nuestras energías. Guíanos a todos, y perdónanos tu eres el misericordioso el compasivo. 


Siervos de Allah, verdaderamente Allah y sus ángeles bendicen al profeta, o creyentes bendecidle y mandadle vuestras paces. Que la paz y la bendición de Allah esté con él, con su familia, sus compañeros y aquellos que le sigan en rectitud hasta el día del juicio. Digo lo que oís y anhelo el perdón de Allah para mí, para vosotros y para el resto de musulmanes. 



Y nuestras oraciones finales son las alabanzas a Allah, señor de los mundos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en nuestro blog, por favor sólo exigimos mantener un lenguaje limpio y civilizado. Te invitamos a que sigas leyendo le contenido de nuestro blog y compartir tu opinión con nosotros.